La energía nuclear es renovable: La verdad sobre la energía nuclear

Tabla de contenido

la energia nuclear es renovable

Photo by JamesQube on Pixabay

La energía nuclear suele considerarse una fuente de energía arriesgada y no probada. La palabra “nuclear” puede evocar imágenes de radiación, Chernóbil y la posibilidad de un desastre. Sin embargo, la energía nuclear es una fuente limpia y fiable de electricidad libre de carbono que produce casi el 20% de la electricidad mundial actual. Mucha gente no se da cuenta de que la energía nuclear es renovable: una vez que el uranio se ha extraído y procesado de forma segura en barras de combustible, no puede agotarse. Por lo tanto, la energía nuclear debe considerarse un tipo de energía renovable junto con la solar, la eólica, la hidroeléctrica, la geotérmica y otras fuentes. Este artículo ofrece una visión general de por qué la energía nuclear es renovable y cómo se compara con otras fuentes de energía renovable que no son de carbono ni hidroeléctricas.

Cómo la energía nuclear es renovable

Cuando hablamos de cómo la energía nuclear es renovable, utilizamos la palabra “renovable” de una forma ligeramente diferente a la que usted está acostumbrado. Normalmente, cuando hablamos de renovables, nos referimos a fuentes de energía “limpias” que tienen muy pocas o ninguna emisión de carbono asociada. La energía nuclear no suele considerarse una fuente de energía limpia porque produce residuos radiactivos que son perjudiciales para el medio ambiente. Sin embargo, la energía nuclear no produce emisiones de gases de efecto invernadero y puede considerarse una fuente de energía renovable porque no se agota con el tiempo. Esto significa que la cantidad de uranio disponible para su uso durará millones de años y no es necesario reponerlo ni reemplazarlo.

La energía nuclear es renovable, al igual que otras energías renovables.

La energía nuclear es muy similar a otros tipos de fuentes de energía renovables como la solar y la eólica. Estas fuentes de energía renovables no producen emisiones de gases de efecto invernadero cuando se utilizan para generar electricidad. La energía nuclear tampoco tiene ningún impacto en el clima mundial. Cuando las centrales nucleares están en funcionamiento, producen muy poca contaminación: sólo una pequeña cantidad de residuos radiactivos y cantidades muy pequeñas de CO2 y otros gases de efecto invernadero. En general, las centrales nucleares son una fuente de electricidad muy limpia porque no producen prácticamente ninguna contaminación del aire, del agua o de las emisiones de CO2.

La energía nuclear suministra más de la mitad de la electricidad de Estados Unidos.

Estados Unidos es el mayor productor de energía nuclear del mundo, ya que genera alrededor de una quinta parte de la electricidad del país a partir de la energía nuclear. La energía nuclear suministra más de la mitad del total de la electricidad generada; es la mayor fuente de electricidad sin carbono en EE.UU. Los diez estados donde se genera más energía nuclear son: Pensilvania, Wisconsin, Nueva York, Illinois, California, Ohio, Virginia, Minnesota, Nebraska y Nueva Jersey.

La energía nuclear suministra hoy el 20% de la electricidad mundial

La energía nuclear suministró alrededor del 20% de toda la electricidad mundial en 2017, y la mayor parte procede de centrales nucleares de Asia y Europa. Estados Unidos generó alrededor de una quinta parte de su electricidad con energía nuclear en 2017. Los países donde se generó más energía nuclear en 2017 fueron China, Francia, Rusia, Estados Unidos y Japón. La energía nuclear genera aproximadamente el doble de electricidad que la hidroeléctrica, tanto en Estados Unidos como en el mundo, y alrededor de tres veces más que la energía solar. La energía nuclear ha sido la mayor fuente de electricidad sin emisiones de carbono en el mundo desde principios de la década de 1990.

Una de las desventajas de la energía nuclear es que se tarda mucho en construir nuevas centrales.

Al igual que es increíblemente difícil construir nuevas plantas de energía renovable, también es difícil construir nuevas centrales nucleares. Construir una nueva central nuclear lleva mucho tiempo: al menos diez años desde su concepción hasta su finalización. La energía nuclear es una fuente de energía a gran escala que depende de sistemas energéticos centralizados y centrales eléctricas que pueden ser difíciles y caras de construir. Como se tarda tanto en construir una central nuclear, no son muy flexibles: no pueden encenderse y apagarse rápidamente cuando cambia la demanda.

La energía nuclear y las emisiones de gases de efecto invernadero

La energía nuclear no produce ninguna emisión de gases de efecto invernadero cuando se utiliza para generar electricidad. Las centrales nucleares utilizan uranio, que es un recurso finito, pero una vez que el uranio ha sido extraído y procesado de forma segura en barras de combustible, no puede agotarse. Por tanto, la energía nuclear debe considerarse un tipo de energía renovable junto con la solar, la eólica y la hidroeléctrica. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunos factores al reflexionar sobre estos hechos. En primer lugar, la extracción de uranio y su transformación en barras de combustible puede tener un impacto negativo en el medio ambiente. La extracción de uranio puede tener un impacto adverso en el medio ambiente local, ya que las grandes operaciones suelen requerir el desbroce de grandes extensiones de terreno. Asimismo, el procesamiento del uranio también tiene una importante huella de carbono, ya que requiere grandes cantidades de electricidad.

En resumen: La energía nuclear es renovable.

La energía nuclear es una fuente de electricidad limpia y renovable que puede generar energía sin contaminación durante muchas décadas. La cantidad de uranio necesaria para generar energía nuclear no se agota y durará millones de años. Desgraciadamente, la extracción de uranio puede tener un importante impacto medioambiental y se necesita mucho tiempo para construir nuevas centrales nucleares. La energía nuclear es diferente de las fuentes de energía renovables, como la solar y la eólica, que pueden desarrollarse rápidamente, requieren poco o ningún combustible y no tienen un impacto adverso en el medio ambiente. Aunque la energía nuclear es una fuente de electricidad sin emisiones de carbono, tiene algunos inconvenientes y limitaciones.

Regístrese ahora para que pueda recibir notificaciones de nuestros últimos sorteos, promociones de descuento y guías